Raúl De Molina recuerda el complicado momento en el que perdió a los mellizos que esperaba con su esposa.

Antes de formar la bonita familia que ahora comparten con su hija, Mia, Raúl de Molina y su esposa Mily vivieron un momento trágico que dejó una marca indeleble en sus vidas. La pareja, que contrajo matrimonio en 1995, estaba emocionada ante la perspectiva de tener mellizos, un niño y una niña que serían sus primeros hijos. Sin embargo, todo cambió tras una consulta médica, y en cuestión de horas, su sueño de ser padres se desvaneció.

“Fue una experiencia terrible porque mi esposa estaba intentando quedar embarazada. Nos casamos siendo mayores, ella tenía 34 años y yo 35”, recordó el presentador de El Gordo y la Flaca durante una reciente entrevista con Rodner Figueroa en el podcast Cara a Cara, Raúl explicó que Mily había pasado por tratamientos de fertilidad que resultaron exitosos, lo cual les había llenado de esperanza. La pareja estaba muy pendiente de los pequeños y Mily asistía a sus citas médicas regularmente, hasta que ocurrió algo que lo cambió todo. “Fue devastador perder a los gemelos porque mi esposa estaba esperando a los dos bebés y fue a hacerse un procedimiento, la amniocentesis, en el que sacan líquido con una aguja para comprobar el bienestar de los bebés, pero algo salió mal”, detalló también el fotógrafo. Y añadió: “Nunca presentamos ninguna demanda ni nada por el estilo. Casi 24 horas después, perdimos a los bebés. Eran un niño y una niña, y estaban perfectamente sanos”.

La dicha de esperar a sus pequeños se convirtió en tristeza, algo que les costó mucho superar a ambos, aunque, como Raúl afirmaba en una ocasión junto a Lili Estefan en El Gordo y la Flaca, para Mily fue especialmente difícil, en medio de esa situación devastadora, Raúl y Mily decidieron no continuar con los tratamientos de fertilidad. Casi ocho meses después, cuando menos lo esperaban, recibieron una sorpresa inesperada: “Después de los tratamientos que hicimos, después de esperar seis meses, estábamos de vacaciones, sin hacer nada en particular, y Mily quedó embarazada”, compartió Raúl.

Mia nació el 26 de abril de 2000, llenando las vidas de Raúl y Mily de alegría y felicidad. La joven, que precisamente este viernes celebra sus 24 años, suele ser tema de conversación de su padre, quien en las emisiones de El Gordo y la Flaca nos mantiene al tanto de su vida y de los momentos que solo una hija puede brindar a su padre. El conductor junto a su esposa, Mily, conmemoran el vigésimo cuarto cumpleaños de Mia, este viernes. Contento de poder compartir este evento familiar con la audiencia del programa de Univisión, el presentador le envió un afectuoso mensaje a la joven a través de la televisión. Asimismo, la felicitó con un dulce video en el que rememoró con amor los momentos de su infancia; “Mi hija Mia, el día de hoy, está cumpliendo 24 años. ¡Muchas felicidades!”, externó en el show y junto a su amiga, Lili Estefan, quien muy entusiasmada aplaudió y felicitó a la pequeñita que ha visto desde que nació. A su vez el programa exhibió imágenes de Mia en varias ocasiones en alfombras rojas junto a su padre, recuerdos que Raúl conserva con entusiasmo y mucho cariño.

Entradas relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *